El nuevo escenario de la financiación empresarial

Algo que resulta innegable en la actualidad es que la crisis económico-financiera que padecemos está produciendo cambios en distintos ámbitos de nuestra vida, tanto individuales como colectivos. 

La crisis económica con su base en la crisis financiera, ha colapsado la economía global y por ende la de nuestro país, que con el estallido de la burbuja inmobiliaria ha entrado en una situación más grave de crisis. Este hecho ha influido tanto en las empresas ya creadas, como en las de nueva creación a través de la pérdida de clientes o de la falta de financiación o liquidez.

En cuanto al acceso a la financiación, y aquí es donde nos vamos a detener, también han cambiado las reglas del juego. Algo tan básico para la creación y desarrollo de un negocio como el acceso a la financiación ha cambiado con respecto a tiempos pasados y es difícil que volvamos a ese modelo.

Algunas características por las que este proceso se definía años atrás era la facilidad de conseguir financiación bancaria o subvenciones a fondo perdido. Si comparásemos las partidas presupuestarias de distintas convocatorias de subvenciones, tanto nacionales como regionales, entre 2009 y 2011 veríamos constatado este hecho.

El actual paradigma en la búsqueda de financiación es el siguiente: los bancos ofrecen financiación pero exigen muchas más garantías, quieren estar más seguros de que no perderán su dinero. Y en cuanto a las subvenciones a nivel nacional y regional, han pasado de ser a fondo perdido a ser préstamos bonificados, lo cual quiere decir que es un dinero que ha de devolverse pero tiene unas condiciones más favorables que las de mercado.

Podríamos destacar a nivel regional organismos como:

  • ADE la cual actualmente dispone de mecanismos de financiación basados en préstamos blandos y bonificaciones de préstamos bancarios para diversas iniciativas relacionadas con la inversión, con las actividades de I+D+i o con el emprendimiento.
  • EXCAL orientado al apoyo de la internacionalización de las empresas Castellano Leonesas.

A nivel nacional podemos señalar organismos como: 

  • CDTI (Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial) dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el cual tiene programas muy interesantes principalmente relacionados con la financiación de la I+D+i.
  • ENISA que ofrece la fórmula de los préstamos participativos que se detallará más adelante.
  • ICAA (Instituto de las Ciencias y Artes Audiovisuales) organismo dependiente del Ministerio de Educación, cultura y deporte, que realiza distintas actividades entre las que está la financiación del producto audiovisual a nivel nacional.

Ministerio de Economía y Competitividad:

  • INNPACTO (Apoyo a proyectos de I+D en cooperación).
  • INNPLANTA (Apoyo a entidades en Parques Científicos y Tecnológicos – adquisición de activos).
  • INNCORPORA (Apoyo a la contratación de personal cualificado).
  • INFLUYE (Creación Plataformas Tecnológicas).

Ministerio de Industria Energía y Turismo:

  • Plan Avanza 2: El plan Avanza cubre distintas líneas estratégicas de actuación para distintos destinatarios entre los que están las empresas y los ciudadanos orientadas al sector de las tecnologías de la Información y la Comunicación o Sociedad de la Información. La forma de financiación principalmente se basa en préstamos a un bajo interés.
  • Emprendetur: Acciones dirigidas al turismo.
    • Jóvenes Emprendedores.
    • I+D+i.

También existen, sin ser subvenciones propiamente dichas apoyos públicos tales como, los ICO (Instituto de Crédito Oficial) y las SGR (Sociedades de Garantía Recíproca), también denominadas compañías de Reafianzamiento. Este tipo de organismos facilita a las empresas el acceso a la financiación bancaria privada, exigiendo menos garantías o posibilitando unas condiciones más favorables para el acceso al crédito. Un representante de este tipo de organismos en Castilla y León es Iberaval.

Actualmente las únicas subvenciones a fondo perdido que se mantienen a nivel regional son las ayudas de Innoempresa, a nivel nacional las ayudas del ICAA (mencionado anteriormente) y por último a nivel comunitario las ayudas de la Comisión Europea, que en términos muy generales podríamos resumir en programa MEDIA para el proyecto audiovisual y VII Programa Marco para proyectos de I+D+i, el cual se convertirá en Horizon 2020. También existen otras iniciativas como EUROSTARS, EUREKA o el programa CIP, que facilita el acceso a la financiación de las PYMEs de la misma manera que las SGR en España.

Puesto que este post no trata sobre las vías de financiación públicas, simplemente se citan tangencialmente.

Dicho lo cual establecemos que la curva de búsqueda de financiación en función de la fase en la que se encuentre la empresa es la siguiente:

Friends, Family, Fools: Esta fuente de financiación se suele dar en las primeras fases de creación de una empresa, es la que está mas al alcance de cualquier persona, normalmente uno mismo o personas muy cercanas como familiares o amigos. Aquí el proyecto solo es una idea y por lo tanto quien proporciona la financiación ha de tener mucha confianza en la capacidad de la persona que lo va a llevar a cabo, así como en las posibilidades de la idea. Por lo tanto, es altamente recomendable que en los comienzos de un proyecto parte de la financiación que se necesite pueda ser cubierta por las aportaciones propias o de nuestro círculo más cercano.

Business Angels: Éste tipo de financiación está muy de actualidad y a grandes rasgos los BA se caracterizan por lo siguiente:

  • Inversores privados con experiencia en el mundo empresarial (en la mayor parte de los casos han sido directivos de empresas, empresarios o emprendedores de éxito).
  • Las inversiones que realizan los BA suelen estar entre los 50.000 € y los 500.000 € y sus objetivos son obtener un beneficio a medio plazo, diversificar actividad y co-invertir.
  • Los BA no solo aportan capital sino que también aportan Conocimientos, Contactos y Confianza.
  • El dinero entra en el capital social con el compromiso de recuperar la inversión.

En cuanto a la forma de llegar a ellos en la actualidad existen unas 50 redes de BA en toda España al amparo de ESBAN, lo único que hay que hacer es inscribirse en ellas y tratar de conseguir entrevistas con potenciales inversores, a los que habrás de presentar tu plan de negocio y convencerles para que inviertan en tu empresa. En Castilla y León ha nacido BANCAL (http://www.bancal.jcyl.es/) Red de Inversores y Emprendedores de Castilla y León.

Préstamo Participativo: El gran abanderado de este tipo de financiación a nivel nacional es el organismo público ENISA, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través de la Dirección General de Industria y de la Pequeña Empresa (DGIPYME).

Éste tipo de financiación es un instrumento a medio camino entre el préstamo tradicional y el capital riesgo que refuerza considerablemente la estructura financiera de las empresas y trata de cubrir los espacios en los que es más difícil conseguir financiación por parte de este tipo de empresas. Como principales características podríamos establecer las siguientes:

  • No exige más garantías que las del propio proyecto empresarial y la solvencia profesional del equipo gestor.
  • Tipos de interés vinculados a la evolución de los resultados.
  • Es deuda subordinada, se sitúa después de los acreedores comunes en orden a la prelación de los créditos.
  • Se considera patrimonio contable a los efectos de reducción de capital y liquidación de sociedades.
  • Todos los intereses pagados son deducibles del Impuesto sobre Sociedades.

Las líneas de financiación de ENISA son:

  • Creación:
    • Jóvenes emprendedores.
    • Emprendedores.
    • Emprendedores sociales.
  • Crecimiento:
    • Competitividad.
    • Expansión.
    • EBT.
  • Consolidación:
    • MAB.
    • Fusiones y adquisiciones

Capital Riesgo: El capital riesgo es un instrumento de financiación de empresas por el cual un inversor a través de una sociedad, participa en otra sociedad buscando una alta rentabilidad a través del mantenimiento del capital durante un tiempo determinado. En los últimos tiempos el capital riesgo según Maite Ballester, presidenta de la Asociación Española de Entidades de Capital riesgo (Ascri), “es una pieza fundamental del motor del crecimiento económico del país.”

Algunas de las características del capital riesgo son:

  • Evita la participación de terceros en la gestión y control de la empresa, aunque implica parte de cesión de autonomía de la empresa al inversor.
  • El prestatario puede desvincularse del financiador cuando lo desee, los operadores de capital riesgo buscan una salida clara y van a imponer condiciones para intentar facilitar su salida: derechos de venta conjunta, de arrastre, etc.
  • La remuneración es fiscalmente deducible.
  • Elude la valoración de la empresa en la desinversión y entrada de socios hostiles.

El CDTI es una entidad que dentro de sus distintas líneas de financiación también cuenta con líneas de Capital Riesgo, como son NEOTEC Capital Riesgo e INNVIERTE programa sacado hace poco por el que empresas tractoras invierten en proyectos de empresas menos maduras.

Bolsa: La bolsa, aunque parezca algo inalcanzable, tiene su parcela dedicada a aquellos que no son “gigantes”. Este mercado se llama MAB (Mercado Alternativo Bursátil), mercado de valores dedicado a empresas de reducida capitalización que buscan expandirse, con una regulación a medida diseñada específicamente para ellas y unos costes y procesos adaptados a sus características. Es de reciente creación (julio de 2009) y actualmente cuenta con 21 empresas. Algunas de las características de las empresas que quieran acceder a este tipo de mercados son:

  • Ser Sociedad Anónima.
  • Capital social totalmente desembolsado y libre transmisibilidad.
  • La oferta que tienen que realizar al mercado será por lo menos de 2 M €.

En conclusión, hoy por hoy la financiación empresarial tal y como la conocíamos ya no existe. El modelo ha cambiado tanto en la financiación pública como en la privada. En el ámbito público la financiación a fondo perdido prácticamente ha desaparecido y toda financiación recibida tendrá que ser devuelta, sumándole el hecho de la necesidad de avalar la financiación, exceptuando fórmulas como los préstamos participativos. En el ámbito privado se tiende a un modelo por el que la financiación tendrá que integrarse en el capital de la sociedad, con lo que eso supone. En resumidas cuentas o mucho cambia la cosa o el capital privado será el futuro protagonista principal teniendo al capital público como secundario de lujo, facilitando liquidez y apoyando ciertas actividades desde un segundo plano.

Ante cualquier comentario, sugerencia o duda, dejad vuestra aportación en el post.

Si necesitas financiación, ponte en contacto con nosotros, trabajamos a éxito.

Share
Esta entrada fue publicada en business angels, capital riesgo, empresa, ENISA, financiación, financiación empresarial, préstamo participativo, pyme, Salamanca. Guarda el enlace permanente.