Si me doy de alta como autónomo, ¿pierdo el paro?

Con los tiempos que corren, y  con el porcentaje de personas en el paro incrementándose día a día, cada vez son más las personas que, cobrando la prestación por desempleo, se plantean la posibilidad de darse de alta como autónomo y realizar trabajos por cuenta propia.

 Pero les asaltan dudas como:

  • ¿Si me doy de alta de autónomo y luego me va mal ¿puedo volver a cobrar el paro?
  • ¿Si cobro este trabajo pierdo mi paro?

La ley establece que “Mientras el titular del derecho realice un trabajo por cuenta ajena de duración inferior a doce meses, o mientras el titular del derecho realice un trabajo por cuenta propia de duración inferior a veinticuatro meses”.

Por lo tanto, la legislación permite suspender la prestación por desempleo para realizar trabajos por cuenta propia y volver a obtener la prestación por desempleo después siempre y cuando el tiempo que se esté por cuenta propia no llegue a 24 meses desde que se solicitó la suspensión.

Una vez decidido si se quiere dar de alta de autónomo, y por consiguiente, suspender el cobro del mismo, se tiene que notificar a la respectiva oficina de Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que se va a proceder a solicitar el alta en el Régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) y automáticamente suspenderán el pago de la prestación por desempleo.

Para trabajar por cuenta propia los requisitos son:

  • Alta en la Seguridad Social como autónomo
  • Alta en Impuesto de actividades económicas – IAE – (Hacienda).
1. El primero de los requisitos es exigido con carácter general. Sin embargo, es posible la excepción. En efecto, no es extraño oír a alguien decir que ha trabajado como autónomo sin darse de alta.  Esto es posible y se debe a la propia definición de trabajador autónomo “El trabajador autónomo es aquel que realiza una actividad económica, de forma habitual, personal y directa a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas para llevar a cabo su actividad”. Se requiere, pues, habitualidad. Y es precisamente la no habitualidad lo que abre la puerta a la posibilidad de que si alguien va a realizar algún trabajo por cuenta propia de forma no continuada en el tiempo opte por no darse de alta de autónomo. Es sin embargo necesario cumplir con una serie de requisitos, los cuales tienen que ver en ciertos casos con los ingresos que genere dicha actividad. 


Será la propia Seguridad Social quien decidirá si procede el alta como autónomo tras valorar si concurren     dichos requisitos, y en caso de proceder puede dar de alta de oficio, incluso con efectos retroactivos en la fecha que ellos consideren  que surgió la obligación de alta, siempre previa audiencia al interesado  para que pueda exponer sus argumentos. Naturalmente, contra su resolución cabe recurrir.

2. Alta en el IAE: es algo absolutamente necesario para poder realizar trabajos por cuenta propia por varios motivos:

  • Si no se está dado de alta el IAE no se puede emitir una factura reglamentaria con el IVA correspondiente, algo que muchos clientes solicitan y la legislación  fiscal exige.
  • Muchos clientes pueden solicitar a sus proveedores acreditación de estar al corriente de sus pagos con Hacienda a la hora de firmar contratos de prestación de servicios o encargos de obra.
  • Si se emitiese una factura no reglamentaria, hay que tener en cuenta que los terceros a los que se emite esas facturas, sí las declararán y presentarán en Hacienda en su momento oportuno, lo que puede hacer saltar las alarmas de que no se está facturando legalmente.
 

Una vez que se decida cesar en el trabajo por cuenta propia, y siempre que no hayan transcurrido 24 meses desde la baja en el cobro de la prestación por desempleo, se puede solicitar la reanudación en el cobro.  Se notifica dicha voluntad al SEPE y pueden ocurrir dos cosas:

  • Si se optó por darse de alta en la Seguridad Social como autónomo, simplemente pedirán acreditar la baja de dicho régimen y se reanuda el cobro de la prestación con total normalidad.
  • Si no se dio de alta en la Seguridad Social como autónomo, el SEPE realmente necesita acreditar  el número de días en los que se realizó pero como en este caso no ha habido alta o baja que lo demuestre, se recurre nuevamente  a lo establecido por el Real Decreto 200/2006, de 17 de febrero.
Comentando lo establecido por dicho RD, podemos decir que cuando ha habido una suspensión en el cobro de la prestación por desempleo, se han realizado actividades por cuenta propia sin alta de autónomo y posteriormente se solicita la vuelta al cobro de la prestación por desempleo,  el trabajador tendrá que presentar prueba documental del número de días que ha estado trabajando  y le posponen el cobro de la prestación por desempleo el mismo número de días que los acreditados.
 
Si no se puede acreditar el número de días trabajados, lo cual es lo más habitualhabrá que dividir las cantidades cobradas (que se acreditarán mediante factura) entre el importe de la base máxima de cotización, que es 3.425,70€.  Y el tiempo equivalente a la cantidad resultante es el que se estará sin poder cobrar la prestación por desempleo a contar desde la fecha en la que se suspendió el cobro de la prestación. 

Si quieres conocer otras dudas que le asaltan a futuros autónomos pincha aquí y si quieres conocer los pasos para darte de alta como autónomo o como crear una sociedad mercantil pincha aquí o aquí.

También puedes conocer como solicitar el pago único o capitalización del paro pinchando aquí.

Si tienes 30 años o menos eres susceptible de beneficiarte de los cambios introducidos por el Real Decreto-ley 4/2013, si quieres saber más pincha aquí.

Si estás pensando en darte de alta como autónomo ponte en contacto con nosotros, te realizamos los trámites iniciales de forma gratuita.

Ante cualquier duda o comentario consúltanos.

Os agradeceríamos que todos los que tengáis redes sociales compartáis el post mediante los botones que encontraréis mas abajo…

Google+FacebookTwitterLinkedInPrintEmailShare
Esta entrada fue publicada en alta, autónomo, paro, trabajo, trabajo por cuenta propia. Guarda el enlace permanente.