Trámites para darse de alta como autónomo

Los pasos a dar para darse de alta como autónomo  son más sencillos que para la constitución de una sociedad, aunque sí conviene recordar que autónomos y sociedades  son dos regímenes distintos con características y coberturas jurídicas distintas, por lo que primero es mejor valorar cuál de las dos formas va a ajustarse más a nuestras necesidades.

Los trámites para gestionar el alta se dan ante la Agencia Tributaria primero y ante la Tesorería General de la Seguridad Social, después.

A continuación exponemos de forma clara y numerada los pasos necesarios para completar el alta como autónomo, en el régimen RETA ( Regimen Especial de Trabajadores Autónomos)

  1. Presentar el Alta Censal ante la Agencia Tributaria. Esto se hace a través del modelo 036 que bien se puede descargar de la página web de Hacienda o comprar el formulario en las oficinas por un precio aproximado de unos 3€.
El formulario no es sencillo de rellenar para personas que no estén acostumbradas a lidiar con este tipo de documentación. Mencionamos por ello los dos puntos que a nuestro parecer suelen representar una mayor dificultad para los interesados a la hora de preparar el formulario:
  • Es necesario que en el formulario se indique el alta en el IAE, para lo cual habrá que elegir un epígrafe del IAE que se tendrá que adecuar lo máximo posible a la actividad que se va a desarrollar. Básicamente, hay tres secciones: Sección 1ª: ACTIVIDADES EMPRESARIALES, Sección 2ª: ACTIVIDADES PROFESIONALES, y Sección 3ª: ACTIVIDADES ARTISTICAS. Las actividades profesionales como su nombre indica normalmente estarán vinculadas a actividades relacionadas con la colegiación profesional si la hubiere o con una formación concreta. La empresarial, es cuando se va a desarrollar una actividad empresarial, como por ejemplo, una explotación ganadera. La elección de una u otra repercutirá en determinados aspectos relacionados con la facturación.
  • Igualmente importante es indicar el alta en obligaciones fiscales, este será un punto que determinará los impuestos que tendremos que liquidar y por lo tanto los modelos trimestrales que tendremos que presentar durante el tiempo que se desarrolle la actividad: IVA, IRPF etc

Una vez rellenado se presenta en mano, en persona, ante la oficina o delegación correspondiente de Hacienda o bien digitalmente si se dispone de la firma digital.

Es recomendable que todas las personas que se planten darse de alta como autónomo, dispongan de la firma digital, puesto que en la actualidad muchos trámites con hacienda se pueden hacer digitalmente y realmente simplifica mucho las gestiones.

2.  Solicitar ante la Seguridad Social Régimen el alta en el RETA (Régimen Especial de        Trabajadores Autónomos).
Lo primero será rellenar el formulario correspondiente. Lo normal es que se rellene el formulario de TA.0521/1 “Solicitud Simplificada: Alta, Baja o Variación de datos en el Régimen Especial de Autónomos”, que podéis encontrar aquí.

No obstante, este es el formulario más generalizado. Para altas especiales, podéis echar un vistazo aquí y ver qué formulario se ajusta más a vuestras necesidades

Con carácter general, estos formularios son más sencillos de rellenar que el de Hacienda. Se tendrá que acompañar del DNI y el justificante de haber presentado el modelo 036 en Hacienda, mencionado en el punto anterior. En el punto 3 del formulario TA.0521./1 tendremos que señalar el número y actividad de IAE que elegimos anteriormente en el modelo 036. El número de CNAE, nos lo proporcionará la propia Seguridad Social en el momento de presentación del formulario.

Mencionamos algunas cuestiones que os encontraréis en el formulario.

  • Elección de base de cotización: en el apartado relativo a la “Base de Cotización” tendremos que elegir la base de cotización por la cual se cotizará. Dicha base indicará la cantidad que tendrás que pagar mensualmente a la Seguridad Social, ya que dicho pago será un % de la base. Normalmente siempre se elige la base de cotización mínima puesto que representa menos gasto mensual en pago de cuotas a la Seguridad Social. La cuota mínima son unos 250€/mes. Pero recordemos que esa base será la que también luego determine por ejemplo, nuestra pensión de jubilación. Cuanto más baja la primera, más baja la segunda.
  • Elección mutua de accidentes: Es necesario indicar en el formulario la mutua de accidentes que se vaya a elegir. Recordamos en este punto que el RETA es un régimen distinto al régimen laboral general, con las coberturas por enfermedad, accidente, paro, jubilación etc que todos conocemos. Es por ello importante que valoremos estos aspectos a la hora de elegir la mutua de accidentes y la cobertura que elegimos. Sería importante valorar especialmente contingencias profesionales e incapacidad temporal en situación de pluriactividad. Existen numerosas mutuas de accidentes: Asepeyo, Fremap, MC Mutual, Fraternidad-Muprespa, etc…

Por último, a la hora de darse de alta conviene informarse un poco puesto que existen reducciones para distintos colectivos, aunque estos dependen de las normativas de cada momento. Por ejemplo, reducciones del 30 % sobre la base para menores de 30 años. Las medidas introducidas mediante el Real Decreto-ley 4/2013  introduce nuevas bonificaciones, si quieres saber mas pincha aquí.

De estas deducciones os podéis informar en este link:

http://www.seg-social.es/prdi00/groups/public/documents/binario/142496.pdf

3. Se introduce un nuevo paso en caso de poder compatibilizar la prestación por desempleo con el alta en el RETA, si quieres saber más pincha aquí.

Como es de suponer, todo esto es información genérica, cada caso tiene sus particularidades. Aunque también es verdad que por algo se empieza…si estás pensando en darte de alta como autónomo ponte en contacto con nosotros, te realizamos los trámites iniciales de forma gratuita.

Share
Esta entrada fue publicada en alta, autónomo, hacienda, IAE, RETA, seguridad social. Guarda el enlace permanente.